TESTIMONIOS


Pude explorar mi voz con confianza y reconocer qué pasó con aquello que callé o –todavía- callo. Con el entrenamiento pude desarrollar un soporte para decir lo que necesito. La necesidad de sacar la voz como defensa.

Caru Garzón – SESIONES GRUPALES



En las sesiones individuales pude trabajar sobre las posibilidades de mi voz, permitiéndole salir y dándole potencia. Descubrí también que mucho de lo vivido se implanta en el cuerpo y luego se manifiesta en la forma como expresamos y como cantamos.

Zara Sánchez – SESIONES INDIVIDUALES



Tuve un viaje muy bonito para liberar la voz, más allá de que cantara bien o no. Sintiéndome bien por el hecho de indagar en ella. He podido escucharme mejor, querer cantar por gusto… dejar de sentir que –la voz- era un lugar no habitado en mí.

María Pinchulef



El taller con Luzma representa un acompañamiento muy importante en esta etapa de transformación. Donde he decidido dejar de ser quien era para convertirme en quien soy.



Ver los avances logrados fuera de las clases (en el día a día, con mi familia, en mis decisiones en el trabajo, etc.) fue muy valioso. La recomiendo al 100% porque hace un trabajo con sumo respeto y siempre desde el amor propio.


SÉ PARTE DE ESTA EXPERIENCIA

A %d blogueros les gusta esto: